COMPARTIR

  • image-3265
    Santo Domingo.- En el país existen 52,463 estudiantes en horario nocturno en el presente calendario escolar en los centros de educación pública, por diversas razones como sobre edad, condición socio económica, haberse convertido en padres o madres y compromisos laborales.

       La cantidad de estudiantes en horario nocturno, que para el periodo escolar 2011-2012 alcanzó los 84,989,  ha comenzado a disminuir, tras la aplicación, 15 años después, por parte del presidente Danilo Medina, de la ley 66-97 sobre el 4 por ciento a la educación, promulgada el 4 de febrero de 1997, y que debió entrar en vigencia en 1999.

      De acuerdo a cifras del Ministerio de Educación, en los últimos años se evidencia una disminución de estudiantes y de centros públicos de horarios nocturnos para hacerse bachilleres.

       La razón fundamental es la gran cantidad de aulas, escuelas y liceos públicos que ha inaugurado el presidente Danilo Medina, y la aplicación del programa de tanda extendida, en las que los estudiantes reciben comida gratis, lo que permite que sus padres ya no tengan que preocuparse por la alimentación de sus hijos.

      En los tres años de la presente administración las escuelas de tanda extendida cuentan con más de 882 mil estudiantes que reciben alimentación y útiles escolares como mochilas, zapatos, ropas y media gratis.

       También se han construidos más de 23 mil aulas, mientras que desde la llegada de Cristóbal Colón a la isla, en 1492, apenas se han construido 32 mil aulas hasta el año 2012.

      Pese a que los centros de horario nocturno funcionan en medio de precariedades y son afectados por situaciones externas como falta de energía eléctrica, ruido de negocios aledaños y delincuencia, el  modelo surgió como una respuesta para jóvenes que trabajan y tienen hijos, pero se extendió a estudiantes que no encontraban cupos en las tandas de mañana y tarde.

       Empero, con la aplicación de las nuevas políticas educativas desde agosto del 2012, la asistencia de estudiantes a las escuelas de horarios nocturnos comienza a reducirse.

      De acuerdo a las cifras del Minerd para el periodo escolar 2015-2016 hay inscritos 59,621 estudiantes, mientras que para el periodo 2011-2012 alcanzó los 84,989, lo que representa una disminución de 25,368 estudiantes.

      Pero también  la cantidad de centros para el periodo escolar 2015-2016 disminuyó en 52 con relación al año 20111-2012, cuando había 237. Ahora hay 185. La cantidad de secciones pasó de 2,281 a 1,840 en el presente año escolar.

       La matrícula de estudiantes en horario nocturno en el periodo escolar 2012-2013 fue de 84,586 alumnos y apenas disminuyó en 403 con relación año escolar anterior.

       Pero ya para el periodo 2013-2014, cuando arrancan las construcciones de nuevas aulas, escuelas y liceos y se rehabilitan aulas y escuelas, comienza a disminuir la matriculación. Así, para el año escolar 2013-2014 los matriculados ascendían a 76,612.

       Ya para el periodo escolar 2014-2015 se había reducido la matriculación a 59,621 estudiantes, a 197 centros y a 1,840 secciones. Para el presente año escolar hay 185 centros que imparten docencia en horario de la noche con 1,727 secciones y 52,463 estudiantes.

    Antecedentes

       El origen de la educación nocturna en el país se remonta a finales de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, cuando el índice de analfabetismo en el país alcanzaba al 90% de  adultos, y se crearon seis escuelas especiales.

       Con el pasar del tiempo y debido al rápido crecimiento de la matrícula, la tanda nocturna acogió también a estudiantes de  básica y media que no encontraban cupo en otros turnos,  o que  se convirtieron en  adultos sociales del sistema educativo, por sobre edad, hijos, trabajo o por motivo de pobreza.

        La denominación de horario nocturno, contemplada en el currículo actual, se refiere a los menores de 14 años que contraen responsabilidades de adultos por tener hijos o trabajar, quienes son los que ocupan gran parte de los asientos en las escuelas nocturnas.

       La Educación de Adultos en la República Dominicana inició su labor con las Escuelas de emergencia creadas por la Ley 543, del 3 de septiembre del 1941. Desde entonces este tipo de educación ha tenido un proceso de reformas curriculares.

      Esta educación tiene sus antecedentes en las Escuelas Populares que funcionaban en horas de la noche en Clubes, Iglesias y Centros Comunitarios a principio de la década de los años setenta y cuyo personal docente estaba conformado por sacerdotes y profesionales de diversas áreas que residían en los mismos lugares donde funcionaban esos centros. En ese entonces, el proceso de enseñanza en términos académicos se organizaba por grados.

       Fue a partir de la primera mitad de la década de los años ochenta, cuando la Secretaría de Estado de Educación creó las Escuelas Nocturnas y comenzó a ofrecer Educación Básica para la población de jóvenes y adultos en horas de la noche, en Centros Educativos Públicos. Todavía en ese momento el proceso de enseñanza continuaba organizado por grados.

        En el marco del Plan Decenal de Educación 1992 – 2000 ocurrió uno de los primeros procesos de reforma de la Educación Dominicana. Esta reforma permitió la elaboración de un currículo diseñado especialmente para la educación de personas jóvenes y adultas, el cual se puso en vigencia a través de la Ordenanza 1-95. Igualmente se elaboró un sistema de evaluación del currículo de la Educación de Adultos a través de la Ordenanza 1-96.

        Todo este movimiento en el Sistema Educativo Dominicano condujo hacia la reforma de la Ley General de Educación, la cual permitió que la Educación de Adultos lograra el estatus jurídico.

    Comentarios

    comments